Archive for Japón

[Video] Handmade Portraits: The Sword Maker

As one of Japan’s last remaining swordsmiths, Korehira Watanabe has honed his craft for 40 years while attempting to recreate the mythical Koto sword.

Read more on the blog: etsy.me/theswordmaker

Leave a Comment

Exposición WasabiDesenfocado


El próximo jueves 13 de mayo, Guillermo y yo inauguramos una expo con fotos sobre Japón.
Esperamos veros a todos por ahí :)
[El flyer es cortesía de la gran Skizo]

Carrer Vallfogona 10, Barcelona: Google maps.

Comments (2)

Paisajes de Japón (Nagano y Nigata)

Fantástico y relajante time-lapse de naturaleza creado con una Canon 5DmarkII y una Nikon D3 por MockMoon.

Nature Time Lapse III from mockmoon on Vimeo.
Ver en youtube (HD)

Comments (1)

Right Place @ Dirigido por Kosai Sekine

Soy un gran fanático de los cortometrajes, hace años esperaba hasta muy tarde para ver en la2 (televisión española) algunos de los cortometrajes del momento, a veces incluso lo emitían más tarde que Redes.

Por suerte hoy en día ya no me hace falta trasnochar para disfrutarlos ya que la red está llena de cortos (y Redes también se puede ver por internet). Sin más dilación os dejo con el cortometraje Ganador del mejor cortometraje de jóvenes directores en Cannes, ganador de la medalla de oro en el Festival de Nueva York, y ganador del mejor cortometraje extranjero en el “New York City Short Film Festival”.

Me he enterado de su existencia porque se ha presentado al ShortsShorts Film Festival & Asia 2010. Y aún tratándose de un tema que ya ha sido tratado en películas y otros cortos, tanto la fotografía como el ritmo me encantan. Todo es muy simple y a la vez, visualmente tiene fuerza.

Actualización:

Gracias al comentario de ナゼ he dejado de estudiar un rato para el Noken (3) y he fisgoneado en el canal de youtube del director. He visto algunas perlas que no podía dejar escapar:

Más vídeos del director en StudioKosai.

Comments (11)

Presentación del libro por Kirai en Barcelona

Ayer tuve la oportunidad de ver a Hector García (Kirai) en la sede de Casa Asia, en Barcelona, en el marco del ciclo Asia Geek.

Ya me firmó la primera edición del libro después de tomar algo por Shibuya, aunque la firma fue lo de menos, y nos volvimos a ver este agosto en el mismo sitio, así que resultó ser la primera vez que nos vimos fuera de Japón. Fue una charla bastante entretenida, que en ocasiones arrancó más de una carcajada entre los asistentes con las comparaciones entre lo que conocen los japoneses de España, y los españoles de Japón, cuyo conocimiento atraviesa algo llamado “campo de distorsión de la realidad”.

Resulta que tuvieron que habilitar otra sala por videoconferencia para tal cantidad de gente, por suerte, pude entrar en la “real” y sentarme en primera fila (es decir, el suelo).

Una vez terminó la charla y firmó la cola de libros, tuve oportunidad de charlar con él aprovechando el catering que habían preparado. Aunque, en realidad, como es normal y comprensible en estos casos, los editores (y demás staff de la editorial Norma) estaban muy encima. Por suerte conocí gente muy maja por allí y pude reglar algunas de las fotos que casi siempre llevo encima de Japón a modo de tarjeta.

Algunas fotos que hice del evento:

De izquierda a derecha, Javier Castañeda (director Casa Asia virtual), Hector García, y el editor Oscar Valiente de Norma Editorial.

Todas las fotos de este post son de licencia creative commons no comercial / “CC: lluisgerard.com”.

Comments (3)

Homenaje a Yoshio Usui

Desde WasabiNoise me quiero sumar al recuerdo del recientemente fallecido Yoshito Usui dando constancia a través de esta entrada de mi luto y pena.
Siempre le recordaremos con cariño como el entrañable autor de su obra más conocida, Crayon Shin-Chan, la cual se ha convertido para muchos en una parte imprescindible de nuestra cultura popular.


Descanse en paz, Usui-Sensei.

Puedes sumarte a la iniciativa, copiando este código HTML.
La imagen superior es de uso libre, tal como comenta Marc Bernabe en su blog.

Se da la casualidad que compré el último número que salió en Japón, la primera de las historietas de este número ocurre en Barcelona y Shin-Chan se encuentra con Marc Bernabé y Veronica Calafell, los traductores del manga al español y catalán. Marc menciona el tomo 49 en una de sus entradas en el blog que dedica a la vida del autor.

Leave a Comment

Verano japonés

kirainet_apocap

Foto de Kirai.

Haciendo caso omiso de todas las recomendaciones sobre calor, humedad, y… más calor, el Lunes 3 de Agosto (2009) voy de viaje a Japón por tercera vez. Aún así, esta va a ser la primera vez que voy acompañado (y muy bien acompañado), por eso espero tomármelo con más calma que las dos anteriores y disfrutar mostrando Japón a alguien que nunca ha estado en este país.

La ruta básica es Osaka -> Hiroshima -> Kyoto -> Tokyo, no obstante, como hay días de sobras, la idea es ir haciendo escapadas por los pueblos cercanos a estas ciudades. La ventaja de viajar con Finnair es que por el mismo precio puedes entrar por Osaka y salir por Tokyo (o al revés) con lo que ahorras un viaje, no en dinero sino en tiempo, ya que tenemos el flamante JapanRailPass de 21 días.

Aunque lo normal en verano es mucho calor y habrá turistas por todos lados, hay algunos eventos que solo ocurren en verano, así que es un momento ideal para celebrar fiestas (matsuri) y ver fuegos artificiales (hanabi). Por eso mi idea es visitar los sitios más emblemáticos, y a la vez, escapar de los turistas visitando algunos pueblos menos conocidos, una buena manera de captar los contrastes y alejarse de “lo típico”.

Otra escusa para volver es llevarle a este simpático señor de Kyoto su retrato, me regaló unos libros sobre Kanjis muy interesantes. Además, he estudiado cada día japonés y voy dispuesto a practicarlo al máximo.

Siempre he pensado que lo mejor que se lleva uno de los viajes es la gente que conoces, espero reencontrarme con los que estén en el país, aunque sea solo para saludar.

¡Nos vemos en Japón! / 日本で会いましょう~!

Comments (2)

Tradición

transport @ Kyoto

No voy a descubrir nada nuevo si digo que Japón es un país de contrastes. Tradición y modernidad siempre van de la mano, es algo que se ha dicho hasta la saciedad. Para mi (y mi cámara) es una de las grandes bellezas de éste país. Quizá es un tema que se ha exagerado mucho ya que, una vez allí, comprendiendo su punto de vista y siendo honesto, ves que en general este contraste es muy sutil. No obstante, las imágenes que puedes captar buscando esos pequeños momentos en los que la tradición se hace patente dentro de un país moderno van a ser, como mínimo, curiosas a los ojos de un occidental, una variable que cuenta mucho a la hora de destacar en el mundo de la fotografía.

tradition...

Es verdad que Europa tiene mucho de tradicional, sobretodo en términos de arquitectura, muchas fachadas de viviendas en Barcelona se mantienen intactas con la remodelación de los edificios preservando la esencia del mismo. En contrapunto, la ciudad de Tokyo fue prácticamente destruida durante la segunda guerra mundial y fue reconstruida gracias al “milagro económico”, además, al contrario de lo que ocurre con las fachadas de Barcelona, las viviendas de Tokyo se destruyen y se construyen de nuevo, por lo que es fácil ver casas nuevas al lado de otras que tienen 50 años y edificios de todas épocas con fachadas “feas”. A los japoneses no parece importarles tanto la fachada y dedican más esfuerzos en el interior de la casa. A veces me pregunto qué normas pone el ayuntamiento en ese sentido, parece no haber norma alguna, creando de nuevo otra forma de contraste para nuestras fotos. Sin embargo, en muchas zonas de Japón se sigue manteniendo el estilo tradicional de las casas, incluso dentro de Tokyo, aún tratándose construcciones nuevas. No veo lo mismo en Europa y particularmente en España dónde debes ir a pueblos más cercanos a las montañas para ver una casa tradicional de construcción moderna.

Pero ¿más allá de la arquitectura, qué ofrece Europa en el día a día relacionado con la tradición de sus múltiples culturas?. Hoy en día, es fácil ver a una geisha andando por las calles de Kyoto cualquier día del año y por más que lo intento no se me ocurre una analogía con Barcelona u otras ciudades cercanas dentro de un día cualquiera. A mi forma de verlo (y generalizando), los japoneses integran mejor lo tradicional con lo moderno, sobretodo en concepto de “estilo de vida” y “cultura”, mientras en occidente eliminamos lo antiguo para ir haciendo hueco a lo nuevo.

Hiroshima Castle

El castillo de Hiroshima fue derruido por la bomba atómica en 1945 y se reconstruyó una réplica del original en 1958 que hoy en día se puede visitar.

behind the scenes

Ninguna de estas dos geishas forma parte de algún espectáculo, las geishas siguen entrenándose en el arte de la escritura, la pintura, la música,… Puedes encontrártelas paseando por un parque o por la calles de Kyoto, muchos padres están orgullosos de que una hija sienta pasión por ello aunque, obviamente no estamos hablando de la sumisión que sufrían hace años (y no confundamos mitos como la prostitución). Todo esto no quita que las chicas que hacen turismo dentro de su propio país quieran hacerse una foto con ellas :)

Kyoto JR Station

La moderna estación de trenes de Kyoto es el primer contraste que encontramos al llegar a la ciudad tradicional número uno de las guías turísticas.

udon_soba

Fachada de un restaurante de Kyoto, la misma cuidad que la estación de la foto anterior. El mismo local por dentro tiene una imagen mucho más cuidada.

shibuya karaoke street

Una calle del centro de Tokyo por la noche.

Enlaces sobre contrastes en Japón:

Cuidando el pasado y creando el futuro
Tranquilidad en el centro de Tokyo
Shinkansen vs vapor

Leave a Comment

La abuela de la lavandería de Osaka

Estando en Osaka en un día lluvioso, y con mucha ropa sucia, me he dispuesto a ir a la lavandería por primera vez en mi vida. La verdad es que es muy fácil, metes la ropa y el dinero (500 yen en monedas de 100), seleccionas que tipo de ropa has puesto, y todo va automático, el jabón y el suavizante entra en el bombo automáticamente y tan solo tienes que esperar el tiempo indicado en la pantalla digital, que en mi caso, al ser más de 30 minutos he vuelto al hotel andando y me he conectado a internet un rato mientra esperaba.

La primera vez que he ido a llevar la ropa, sólo había dos chicas que parecían inglesas y me han caído bastante mal, como la mayoría de turistas que me encuentro por este país. Yo siempre me introduzco con una sonrisa y parece que te miren con desprecio o miran para otro lado. Quizá no quieren ver a gente no japonesa, ni idea y tampoco me interesa, pero estas dos deberían arder en el infierno tener un poco más de modales, tampoco se trata de ser amable/empalagoso. Con un hola y adiós (en el idioma que sea) es suficiente.

En cuanto el móvil me ha avisado de que faltaban dos minutos, he ido hacía la lavandería con la maleta, llovía un poquito, y al entrar torpemente con la maleta al estrecho local, me he encontrado con una pareja de japoneses, de unos 20 años, sentados en un pequeño banco. Han saludado en plan pasota, pero como mínimo han saludado (+ sonrisa). La lavadora marcaba un minuto para el final y justo en ese momento ha terminado. Ahora tocaba meter la ropa dentro de la secadora y leer un poco de un manga de Doraemon que me he comprado en japonés, para hacer pasar el rato. A los cinco minutos la pareja se ha ido con su ropa y poco después vuelven a entrar las inglesas, las saludo pero voy a la mía, sigo leyendo… no hay contestación….

Con todo este panorama, las dos inglesas recogiendo y plegando la ropa, y yo leyendo manga lo que buenamente podía, ha entrado una señora bastante mayor y bajita. Primero veo que se acerca dónde está mi secadora, con lo que me levanto por si la para o algo, parece despistada y empieza a mirar dentro de las lavadoras y vuelve a mirar mi ropa. Abre todas las secadoras, a todo esto, las dos inglesas ni puto caso pasando del tema, encima la mujer se acerca para ver que ropa están guardando las chicas y ellas le dicen que qué está haciendo (en inglés). Me acerco a la señora, y le pregunto “fuku wo arimashita ka?. naka?”, que aunque no esta muy bien dicho, es “había ropa?”, “aquí dentro”, mientras señalaba la lavadora… por si se la habían robado. No se como se dice buscar, robar, etc… no tenía recursos para esta situación en japonés así que he ido intercalando el inglés y la mujer me entendía. Con todo esto, al final resulta que la había dejado en otra lavadora, ya la veía yo un poco errática a la pobre.

Durante ese rato hemos estado hablando, ya que le ha resultado muy curioso que alguien extranjero le ayudara y que dijera según que palabras en japonés (ya no me acuerdo de todo lo que le dije mientras iba de un lado para otro pero yo lo intentaba). Con esas que, lo típico, soy de Barcelona, estoy de viaje, mira hago fotos y le enseño las fotos en el móvil, etc… Después de mucho charlar se va y me dice “nice to meet you! have a nice trip” a lo que le digo “hajimemashite!” (encantado de conocerle). A los pocos segundos de irse me doy cuenta de que se ha dejado el paraguas, lo cojo, salgo a la calle corriendo y se lo doy mientras le digo “anata no kasa wo wasureta” (te has olvidado el paraguas). Bueno, pues me quedo solo otra vez en la lavandería ya que los pantalones necesitan otros 10 minutos de secado y los jerséis los he puesto poco rato porque no se pueden poner en la secadora.

Cuando las secadora ha llegado a su fin, y ya tenia casi toda la ropa metida en la maleta de nuevo, entra alguien en la lavandería, yo estaba casi sentado en el suelo plegando la ropa, al levantarme veo otra vez a la abuela, que se ha pintado un poco y me pregunta si me apetece ir a cenar algo. En ese momento me he quedado un poco a cuadros, no estaba muy seguro y tampoco puedo decir que me fiara del todo, después de pensarlo mientras me hacía la maleta y el despistado… Le digo ¿voy con la maleta…. cerca?, a lo que me contesta que sí. En ese momento pensé que si me intentaba meter por alguna calle secundaría le diría alguna escusa.

Hemos andado muy poco, realmente estaba cerca, y el lugar era un Izakaya, que es lo que se dice un bar típico japonés, dónde la gente va a tomar cerveza o alcohol y tomar tapas con la mayoría de cosas fritas. Yo no estaba muy convencido de todo aquello, además, había dos personas atendiendo el bar, y el más joven, que podría tener unos 30 como mucho, me sonreía. No entendía muy bien esa sonrisa, si detrás de esa complicidad, había escondido un mensaje de “la que te ha tocado” o simplemente era normal y le hacía gracia que un chico extranjero y una mujer mayor japonesa entraran en un Izakaya (o quizá ha pensado que soy un gigolo? vaya tela, en fin). A todo esto pienso, bueno, si al final toca pagar, como mínimo que pida tapas que estén bien , como es japonesa, y le he dado carta blanca. Al principio he empezado a dudar, la mujer ha empezado a pedir de todo, los platos cuestan entre 115 y 220 yen y claro, ve sumando. A todo esto, me pido una cerveza. Y de vez en cuando la mujer seguía pidiendo, tampoco hemos hablado mucho, y encima a la que le pregunto si tiene familia me dice que no tiene hijos, sus padres murieron y su marido también, me disculpo pero tampoco se como reaccionaría un japones y cambio de tema. Al menos, a la pregunta de si trabajaba me ha dicho que sí, en una oficina. Total, no ha habido conversación y le he enseñado más fotos por “hacer algo” mientras me decía, pide otra cerveza y ha vuelto a pedir más comida.

Sonrisas del camarero, más comida, pide otra cerveza…. No estaba a reventar pero tanta fritura me cansaba y empezaba a pensar que todo eso me tocaría pagarlo a mí, que de un momento a otro esa señora se iría corriendo del lugar y que se estaba aprovechando de mi inocencia. Al final le he dicho, mira, me lo he pasado muy bien pero tengo que ir al hotel, estoy lleno. El camarero va y nos trae en ese momento alguna tapa que habría pedido la señora. Y me insiste, pero pide más cerveza, no tienes hambre? etc…. Le contesto que no puedo, al final pide la cuenta y el chico se acerca a mi como a sabiendas de que voy a pagar yo y…. ¡La mujer saca un billete de 5,000 yen! a todo esto, como vi que tampoco subía una barbaridad me ofrezco a pagarlo yo y no quiere. No insisto demasiado con lo de pagar porque si no los japoneses se enfadan, una vez te dicen que pagan ellos ¡pagan ellos!. Y yo dudando de ella todo el rato.

Total, salimos del izakaya y me acompaña al hotel con el paraguas en mano. Ahora llueve más que cuándo hemos entrado y nos despedimos en el hotel mientras le doy las gracias. Me disculpo también por tenerme que marchar y me vuelve a decir aquello de….

…”have a nice trip! sayoonara”…

Comments (6)

Los japoneses y su afición por la comida (gyozas en Fukuoka)

A los japoneses les encanta la gastronomía así como hablar sobre ésta, no es que los extranjeros no nos atraiga la gastronomía, pero prueba de esta gran afición son los programas de televisión que están dedicados exclusivamente a degustar la comida que se puede encontrar en los restaurantes de Japón, mostrando sin temor alguno exactamente dónde está situado el restaurante y dando la opinión sobre la comida delante del camarero. Incluso se hacen reportajes al extranjero dedicados casi exclusivamente a la gastronomía, como el caso de un documental que vi en el avión sobre Barcelona, en el que se mostraban restaurantes y bares del lugar mientras daban su opinión sobre la comida, también se podían ver algunos lugares turísticos para acompañar, siendo la gastronomía el elemento principal del viaje. Así que no es raro el día que enciendo la televisión del hotel y veo a un japonés comiendo y dando su opinión, en España se pueden ver muchos programas de cocina pero no de “degustación” y crítica de restaurantes.

Además, en Japón, cada región tiene fama de tener una especialidad gastronómica. El okonomiyaki en Hiroshima, el ramen y los gyoza en Fukuoka, … Casi siempre que hablo con un japonés y le digo que voy a un sitio, me recomienda que pruebe tal plato, porque es una especialidad del sitio.

Esta pequeña introducción es para hacer un poco el japonés y recomendar un sitio en la ciudad de Fukuoka (Hakata) en el que he comido unos Gyoza buenísimos, por si algún día os va de camino…

Los Gyoza son unas empanadillas que tienen su origen en la gastronomía china pero son muy populares en Japón. Dentro de estas suele haber carne y/o vegetales, normalmente cerdo, pollo o camarones, aunque creo que hay de más tipos. Se puede hacer al vapor pero se acostumbra a hacer a la plancha, en Barcelona las he llegado a comprar para freírlas con abundante aceite o para hervirlas en agua. De momento, las que he comido en Japón siempre han sido hechas a la plancha y son más bien pequeñas respecto a las que he visto en Taiwan.

En el restaurante Tetsu-Nabe, muy cerca de la estación de Gion de Hakata, tienen como especialidad los Gyoza de cerdo con vegetales y están buenísimos. Se piden raciones de 8 aunque recomiendo que os pidáis dos raciones (16) por persona si sólo vais a comer Gyoza porque son pequeños. Te los traen dentro del mismo recipiente dónde se han cocido para que se mantengan calientes (¡cuidado que quema!) y tienes una salsa especial y una especie de pimienta picante a añadir que tengo que enterarme de que es, que se hecha dentro de un recipiente y se untan las gyoza antes de llevárselas a la boca (podéis seguir este enlace para ver fotos del plato y la salsa). Dos raciones cuestan menos de 1000 yen (click para conversión) y a parte la bebida, ya que aquí es habitual que te traigan agua fría con hielo o te, como servicio gratuito.

testu-nabe map

Para llegar, solamente debéis coger el metro y bajaros en la estación Gion que está a una parada de Hakata, que es la principal y por dónde llegas con el tren bala. En la estación de Gion hay un mapa que lo indica aunque está en japonés, os pongo la foto y fijaros que simplemente hay que salir por la puerta número 5 de Gion, la segunda calle a la derecha (contando la pequeñita que hay nada más salir del metro) y otra vez, la segunda a la derecha, en seguida lo veréis porque no hay casi restaurantes alrededor y en el mapa que es pongo, es el primer símbolo de restaurante que se pude ver.

testu-nabe

Buscad este cartel de la puerta, dónde se puede leer el nombre del restaurante, tetsunabe.

Comments (1)